30 mar 1853 – 29 jul 1890

Vincent Willem van Gogh fue un pintor neerlandés, uno de los principales exponentes del postimpresionismo. Nacido en Groot-Zundert, Países Bajos, es uno de los artistas más famosos de todos los tiempos. Sus “Girasoles” son icónicos. Su oreja recortada es legendaria y, sin embargo, durante toda su vida van Gogh fue prácticamente desconocido y se consideraba a sí mismo un fracasado. Artista desconocido y empobrecido, no tenía dinero para pagar modelos, por lo que se pintaba a sí mismo y ahorraba costes pintando sobre sus obras de arte en lugar de comprar lienzos nuevos.

En la actualidad sus obras se venden por cientos de millones de dólares y su nombre muy conocido por su vida y obra.

A pesar de que sólo trabajó durante 10 años, desde los 27 hasta su fallecimiento prematuro a los 37 años, van Gogh fue increíblemente prolijo. Pintó unos 900 cuadros y realizó más de 1.600 dibujos. Una figura central de su vida fue su hermano menor Theo, marchante de arte en París, qui en le prestó apoyo financiero de manera continua y desinteresada. La gran amistad entre ellos está documentada en las numerosas cartas que se intercambiaron desde Agosto de 1872. De las 800 cartas que se conservan del pintor, unas 650 fueron para Theo, el resto son correspondencia con amigos y familiares.

Desde joven tuvo inclinación hacia el dibujo. Su primer trabajo fue en una galería de arte. Más tarde se convirtió en pastor protestante y en 1879, a la edad de 26 años, se marchó como misionero a la región minera de Borinage, en Bélgica, trabajando como predicador laico y donde comenzó a dibujar a la gente de la comunidad local.

No decidió que su futuro estaría en la pintura hasta que fue despedido de este trabajo. En 1855 pintó su primera gran obra: “Los comedores de patatas”. En ese momento su paleta se componía principalmente de tonos sombríos y terrosos. La luz y la preferencia por los colores vivos por la que es conocido surgió posteriormente, cuando se trasladó al sur de Francia, consiguiendo su plenitud durante su estancia en Arlés en 1888.

Vincent van Gogh pintó 35 autorretratos a lo largo de su carrera, intercambiando algunos de ellos con otros artistas como Paul Gaugin y Emile Bernard con quienes planeaba crear una comunidad de artistas en el sur de Francia donde tenían intención de vivir y pintar juntos.

La anécdota más conocida: Es sabido que Van Gogh se cortó una oreja en 1888 en la Casa Amarilla, En Arlés, aunque las circunstancias no se conocen con exactitud parece que fue en el transcurso de una acalorada discusión con su colega y amigo Paul Gaugin. Algunos historiadores incluso creen que fue su amigo Gaugin quien le cortó la oreja y que ambos decidieron que la culpa recayera sobre Van Gogh de modo que Gaugin pudiera escapar de la policía.

Van Gogh padeció problemas de salud mental durante muchos años. En Abril de 1889 ingresó voluntariamente en el hospital psiquiátrico de Sait-Paul-de-Mausole en Saint-Rémy, donde pasó una año. Fue desde su ventana en este establecimiento donde pintó algunas de sus obras más conocidas, incluida la “Noche estrellada”. Después de dejar el sanatorio se mudó a Auvers, un pueblo cerca de París, para estar más cerca de su hermano Theo. Pero su salud mental siguió deteriorándose y el 29 de julio de 1890 se pegó un tiro en el pecho muriendo dos días después. Sus últimas palabras para su hermano fueron: “la tristeza durará para siempre”.

14 de mayo de 2021

Publicado en: Pintores

Etiquetas: , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: ¡Contenido protegido!